• Avda.Bello Piñeiro, 59. O Seixo
  • 15626 Mugardos
  • La Coruña (España)
  • T: 981460784
  • Climatización
  • Electricidad
  • Electrónica
  • Frenos
  • Inyección de gasolina
  • Inyección diesel
  • Mantenimiento programado
  • Mecánica general
  • Pintura
  • Neumáticos
  • Carrocería
  • Pre-ITV
  • Diagnosis
  • Mecánica rápida
  • Tubo de escape
  • Cristales y lunas
  • Carrocería rápida
  • Pasamos la ITV por usted
  • Vehículo de sustitución

CONSEJOS

NEUMÁTICOS
  • ¿Cuál es la profundidad mínima legal para el surco del neumático?

    La profundidad mínima para el surco del neumático es de 1,6 mm, pero en esa situación el rendimiento del neumático ha perdido un 90 % de efectividad en cuanto a la capacidad de adherirse a la calzada.

  • ¿Es conveniente intercambiar regularmente los neumáticos?

    Sí, al menos una vez cada 10.000 Km. pues con ello se consigue un reparto más proporcional del desgaste de los mismos y una mayor duración de los mismos.

    Para ello lo primero que se ha de tener en cuenta es que los neumáticos de un mismo eje han de ser iguales y la diferencia entre las profundidades del desgaste de éstos no sea superior a 5 mm.

  • ¿Cómo se intercambian los neumáticos de mi coche?

    La permutación de neumáticos depende de factores tales como tipo de tracción del vehículo (tracción delantera, trasera o total) o de si los neumáticos tienen sentido de giro asignado. Consúltenos y le asesoraremos.

  • ¿Qué son los indicadores TWI?

    Son los indicadores de desgaste de los neumáticos de tu vehículo (TreadWear Indicador)

  • ¿Dónde están los indicadores de profundidad de los neumáticos de mi vehículo?

    Están practicados en el propio dibujo del neumático. Son pestañas en relieve practicadas en el surco del neumático. Cuando la superficie de rodadura se ha desgastado y se encuentra al mismo nivel que el indicador de profundidad TWI, disponemos de una profundidad de dibujo igual o inferior a 1,6 mm, es decir hemos de sustituir el neumático pues éste ha alcanzado el mínimo legal permitido.

  • ¿Qué es el índice de carga del neumático?

    Es un código numérico que indica la carga máxima que un neumático puede soportar.

  • ¿Puedo montar neumáticos con índice de carga inferior al de origen?

    No, por ley queda establecido que han de montarse neumáticos con índice de carga igual o superior al de origen. (Real Decreto 736/1988, punto 6 del anexo 1)

  • ¿Qué es el índice de velocidad del neumático?

    Es un código alfabético que corresponde a la velocidad máxima que un neumático puede alcanzar.

  • ¿Puedo montar neumáticos con índice de velocidad inferior al de origen?

    No, por ley queda establecido que han de montarse neumáticos con índice de velocidad igual o superior al de origen. (Real Decreto 736/1988, punto 6 del anexo 1)

  • ¿Cuándo he de comprobar la presión de los neumáticos?

    Circular con neumáticos con una presión diferente a la establecida por el fabricante puede provocar un desgaste prematuro de los mismos o daños irreversibles en su estructura interna.

    Compruebe la presión de los neumáticos al menos una vez al mes y antes de un largo viaje. No olvide comprobar también la presión de la rueda de repuesto, nunca se sabe cuándo vamos a tener que utilizarla.

  • ¿Cómo compruebo la presión de los neumáticos?

    Comprueba la presión con los neumáticos preferentemente fríos (es decir que no hayan circulado más de 4 Km. a baja velocidad)

    Si la comprobación se hace en caliente ha de sumarse a la presión establecida por el fabricante 0,3 bares más para compensar la dilatación provocada en el gas como consecuencia del calentamiento del mismo

  • ¿Puedo montar neumáticos diferentes en el mismo eje?

    La directiva europea 92/23 en su Anexo IV establece que todos los neumáticos instalados en un mismo eje serán del mismo tipo, marca, estructura y categoría.

    Esta misma directiva establece que todos los neumáticos de un mismo vehículo tendrán la misma estructura ( radial, diagonal, …)

  • ¿Por qué es necesario mantener bien equilibrados los neumáticos?

    Las elevadas revoluciones a las que gira un neumático pueden provocar vibraciones en el volante si la rueda no está perfectamente equilibrada. Ello es consecuencia de la diferencia de peso entre los diferentes puntos de la rueda como consecuencia de desgastes irregulares, golpes, etc… para compensar esta deficiencia se incorporan contrapesos en el cuerpo de la llanta que compensan las dispares fuerzas centrífugas generadas durante la rotación de la rueda.